Barco se hunde entre Corea del Sur y Japón; 11 encontrados inconscientes

Comentario

SEÚL, Corea del Sur — Barcos que buscaban en aguas azotadas por el viento entre Corea del Sur y Japón rescataron al menos a 12 de los 22 tripulantes de un carguero que se hundió el miércoles por la mañana. Las autoridades dijeron que solo uno de ellos permaneció consciente, pero no confirmaron de inmediato ninguna muerte.

Buques y aviones de la guardia costera de Corea del Sur y Japón, así como dos buques de carga comerciales, continúan buscando a los 10 tripulantes desaparecidos, pero los esfuerzos se ven frenados por los fuertes vientos y las olas, dijeron funcionarios de Corea del Sur.

El Jin Tan, de 6.551 toneladas, se hundió unas tres horas y media después de enviar una llamada de socorro alrededor de las 23:15 del martes en la zona económica exclusiva de Japón, dijo el portavoz de la guardia costera japonesa, Shinya Kitahara.

La embarcación, que estaba registrada en Hong Kong y transportaba madera, se hundió a unos 160 kilómetros (100 millas) al suroeste de Nagasaki, Japón, y a unos 150 kilómetros (93 millas) al sur de la isla de Jeju en Corea del Sur.

El capitán se comunicó por última vez con la guardia costera a través de un teléfono satelital alrededor de las 2:41 am y dijo que los miembros de la tripulación abandonarían el barco minutos antes de que se hundiera, dijeron funcionarios de la guardia costera de la isla de Jeju.

Seis miembros de la tripulación fueron recogidos por barcos de la guardia costera de Corea del Sur, mientras que un buque de carga recogió cinco y un barco de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón recogió uno, según la guardia costera de Jeju.

Según funcionarios de Corea del Sur y Japón, 14 tripulantes son chinos y ocho son de Myanmar.

Kitahara, quien confirmó el rescate de al menos cuatro tripulantes, dijo que la causa del hundimiento del barco no se conocía de inmediato y que no había señales de que colisionara con otra embarcación. Dijo que la llegada de patrulleros y aviones japoneses se retrasó debido al mal tiempo que siguió al hundimiento.

Yamaguchi informó desde Tokio.