Enfrentando una orden de arresto, Putin de Rusia visita Crimea anexada

Comentario

KYIV, Ucrania (AP) — El presidente ruso, Vladimir Putin, viajó el sábado a Crimea para conmemorar el noveno aniversario de la anexión de la península del Mar Negro a Ucrania, un día después de que la Corte Penal Internacional emitiera una orden de arresto contra el líder ruso acusándolo de crímenes de guerra.

Putin visitó una escuela de arte y un centro infantil que son parte de un proyecto para desarrollar un parque histórico en el sitio de una antigua colonia griega, dijeron las agencias de noticias estatales rusas.

La CPI lo acusó el viernes de tener responsabilidad personal por los secuestros de niños de Ucrania durante la invasión a gran escala de Rusia del país vecino que comenzó hace casi 13 meses.

Rusia anexó Crimea de Ucrania en 2014, un movimiento que la mayor parte del mundo denunció como ilegal. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, ha exigido que Rusia se retire de la península, así como de las áreas que ha ocupado desde el año pasado.

Putin no ha mostrado intención de renunciar a las ganancias del Kremlin. En cambio, enfatizó el viernes la importancia de mantener Crimea.

“Obviamente, los problemas de seguridad tienen la máxima prioridad para Crimea y Sebastopol ahora”, dijo, refiriéndose a la ciudad más grande de Crimea. “Haremos todo lo necesario para defendernos de cualquier amenaza”.

Putin tomó un avión para viajar los 1.821 kilómetros (1.132 millas) de Moscú a Sebastopol, donde tomó el volante del automóvil que lo transportó por la ciudad, según el gobernador instalado en Moscú, Mikhail Razvozhaev.

La orden de arresto de la CPI fue la primera emitida contra un líder de uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. El tribunal, con sede en La Haya, Países Bajos, también emitió una orden de arresto contra Maria Lvova-Belova, comisionada para los Derechos del Niño en la Oficina del Presidente de la Federación Rusa.

La medida fue inmediatamente rechazada por Moscú, y Ucrania la recibió como un gran avance. Sin embargo, las posibilidades de que Putin enfrente un juicio en la CPI son muy poco probables porque Moscú no reconoce la jurisdicción de la corte ni extradita a sus ciudadanos.

A pesar de la acción de la corte y sus implicaciones para Putin, las Naciones Unidas y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciaron el sábado que se extendió un acuerdo en tiempos de guerra que permitía el flujo de granos desde Ucrania a países de África, Medio Oriente y Asia, aunque ninguno dijo cómo. largo.

El viceprimer ministro ucraniano, Oleksandr Kubrakov, tuiteó que el acuerdo se había renovado por 120 días, el período que querían Ucrania, Turquía y la ONU. Pero la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo a la agencia de noticias rusa Tass que Moscú acordó una extensión de 60 días.

Rusia y Ucrania son importantes proveedores mundiales de trigo, cebada, aceite de girasol y otros productos alimenticios asequibles de los que dependen los países en desarrollo. Firmaron acuerdos separados con la ONU y Turquía el año pasado para permitir que los alimentos salieran de los puertos bloqueados de Ucrania.

Rusia se ha quejado de que los envíos de sus fertilizantes, que se suponía que facilitaría su acuerdo, no están llegando a los mercados globales. El país se retiró brevemente del acuerdo en noviembre antes de volver a unirse y acordar una renovación de 120 días.

Putin firmó el sábado una ley que impone fuertes multas por desacreditar o difundir información engañosa sobre voluntarios o mercenarios que luchan en Ucrania. La ley exige multas de 50.000 rublos (660 dólares) a las personas por la primera infracción y hasta 15 años de prisión por infracciones repetidas.

La medida refleja una aprobada en los primeros días de la guerra que se aplicaba a hablar negativamente sobre los soldados o el ejército ruso en general.

Los combatientes del Grupo Wagner, una compañía militar rusa privada conocida por sus tácticas feroces, han asumido papeles clave en Ucrania, particularmente en la dura campaña de Rusia para apoderarse de la ciudad de Bakhmut, en la provincia oriental de Donetsk.

En Ucrania, las autoridades informaron de ataques rusos generalizados entre el viernes por la noche y el sábado por la mañana. Escribiendo en Telegram, el comando de la fuerza aérea ucraniana dijo que 11 de los 16 drones fueron derribados durante los ataques dirigidos a la capital, Kiev, y la provincia occidental de Lviv, entre otras áreas.

El jefe de la administración de la ciudad de Kiev, Serhii Popko, dijo que las defensas aéreas ucranianas derribaron todos los drones que se dirigían a la capital. El gobernador de Lviv, Maksym Kozytskyi, dijo el sábado que tres de los seis drones fueron derribados, y los otros tres impactaron en un distrito fronterizo con Polonia.

Según la fuerza aérea ucraniana, los ataques se llevaron a cabo desde la costa este del Mar de Azov y la provincia rusa de Bryansk, que también limita con Ucrania.

El ejército ucraniano informó que entre el viernes por la mañana y el sábado por la mañana, las fuerzas rusas lanzaron 34 ataques aéreos, un ataque con misiles y 57 rondas de fuego antiaéreo. Dijo que la caída de escombros golpeó la provincia de Kherson, en el sur de Ucrania, y dañó siete casas y un jardín de infantes.

Rusia sigue concentrando la mayor parte de sus operaciones ofensivas en el este industrial de Ucrania, centrando los ataques en Bakhmut y otras partes de la provincia de Donetsk.

El gobernador regional Pavlo Kyrylenko dijo que una persona murió y tres resultaron heridas cuando 11 pueblos y aldeas de la provincia fueron bombardeados el viernes.

Más al oeste, los cohetes rusos alcanzaron una zona residencial durante la noche en la ciudad de Zaporizhzhia, la capital regional de la provincia parcialmente ocupada del mismo nombre. No se reportaron víctimas, pero las casas resultaron dañadas, dijo Anatoliy Kurtev, del Ayuntamiento de Zaporizhzhia.

Funcionarios militares británicos dijeron el sábado que es probable que Rusia amplíe el servicio militar obligatorio para reponer sus tropas que luchan en Ucrania. El Ministerio de Defensa del Reino Unido dijo en su último análisis que los diputados de la Duma rusa, la cámara baja del parlamento ruso, presentaron un proyecto de ley para cambiar la edad de reclutamiento para los hombres de 18 a 27 años a 21-30.

El ministerio dijo que muchos hombres rusos de 18 a 21 años reclaman exenciones del servicio militar porque están inscritos en instituciones de educación superior. El rango de edad más amplio significaría que eventualmente tendrían que servir. Los funcionarios británicos dijeron que la ley probablemente se aprobaría y entraría en vigencia en enero de 2024.

Siga la cobertura de AP de la guerra en Ucrania: https://apnews.com/hub/russia-ukraine