Etiopía dice que comienzan nuevas conversaciones dentro de Tigray sobre desarme


Nairobi, Kenia — Un comité conjunto del gobierno etíope y las fuerzas de Tigray se reunió dentro de la región de Tigray para delinear planes de desarme como parte de un acuerdo de paz firmado el mes pasado en el conflicto de dos años, dijo el jueves el gobierno de Etiopía.

El conflicto de Etiopía ha visto más víctimas que la guerra en Ucrania, dijo el jueves el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en una visita al país para reunirse con el primer ministro Abiy Ahmed. Las estimaciones de algunos trabajadores de la salud y académicos dicen que cientos de miles han sido asesinados.

El Servicio de Comunicación del Gobierno de Etiopía dijo en un tuit que el comité comenzó a trabajar el miércoles en la ciudad de Shire. Es la primera vez que ambas partes mantienen conversaciones oficiales dentro de Etiopía desde que comenzaron los combates.

El acuerdo de paz dice que las fuerzas de Tigray serán desarmadas dentro de los 30 días posteriores a la firma del 2 de noviembre, y las fuerzas de seguridad etíopes tomarán el control total de “todas las instalaciones e infraestructuras federales importantes, como aeropuertos y carreteras dentro de la región de Tigray”.

Sin embargo, los funcionarios de Tigray dicen que el desarme no puede comenzar hasta que el gobierno de Etiopía haya eliminado a los combatientes que han venido de Eritrea y la región vecina de Amhara.

Tadesse Werede, comandante de las fuerzas de Tigray, dijo el mes pasado a los periodistas que “con la presencia continua de estas fuerzas (de Eritrea y Amhara), es difícil siquiera pensar en un tema de desarme”. Los funcionarios de Tigray no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios el jueves.

Las autoridades etíopes no han dicho si los combatientes de Eritrea y la región de Amhara dejarán Tigray. Ninguno es parte del acuerdo de paz. La semana pasada, el enviado de la Unión Africana que ayudó a mediar en las conversaciones, Olesegun Obasanjo, pidió abiertamente la retirada de las “tropas extranjeras”.

Fuentes dentro de Tigray han alegado a The Associated Press que los aliados del ejército de Etiopía están saqueando y llevando a cabo arrestos masivos dentro de la región.

Los grupos de ayuda y el gobierno de Etiopía han dicho que la ayuda está llegando a algunas partes de Tigray que antes eran inaccesibles. El servicio de comunicaciones de Etiopía dijo que ahora se están utilizando tres corredores para transportar la ayuda que tanto se necesita, pero gran parte de Tigray sigue sin electricidad, internet o servicios bancarios.

Después de que Guterres se reunió con el primer ministro de Etiopía en Addis Abeba, la ONU dijo que Guterres “está totalmente comprometido con la movilización de todo el sistema de la ONU para brindar apoyo humanitario a todos aquellos que lo necesitan”.