Ex viceministro de policía chino condenado por corrupción


BEIJING — Un ex viceministro de policía que fue acusado de liderar una banda criminal de funcionarios del gobierno fue sentenciado a muerte con una suspensión de dos años el viernes por cargos de manipular el mercado de valores, aceptar sobornos y otros delitos, en un caso que involucró al menos a dos ex funcionarios del gabinete, informó la televisión estatal china.

La condena de Sun Lijun se suma a una serie de altos funcionarios que han sido castigados en una campaña anticorrupción lanzada después de que el presidente Xi Jinping asumiera el poder a fines de 2012 y que algunos consideran políticamente motivada.

La última sanción se produce antes de una reunión del gobernante Partido Comunista el próximo mes en la que se espera que Xi intente romper con la tradición y se otorgue un tercer mandato de cinco años como líder.

Un exministro de justicia y un exfuncionario del partido gobernante que fueron acusados ​​de colusión con Sun recibieron sanciones similares el jueves.

Sun fue condenado por el tribunal de la ciudad nororiental de Changchun por cobrar 646 millones de yuanes (91 millones de dólares) en sobornos, informó China Central TV en su sitio web.

Sun fue acusado de usar su posición oficial en 2018 para manipular el comercio de acciones para ayudar a un comerciante a evitar pérdidas. También fue acusado de vender trabajos oficiales y abandonar su puesto durante el brote de COVID-19.

Sun fue condenado a muerte con una suspensión de dos años. Tales penas pueden ser conmutadas por una pena de prisión si se considera que el condenado se ha reformado. CCTV dijo que si se conmuta la sentencia de muerte de Sun, sería sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional.

El exministro de justicia, Fu Zhenghua, se declaró culpable de aceptar sobornos para ayudar a ocultar actividades delictivas. Informes de noticias anteriores lo acusaron de unirse a la “banda política de Sun Lijun”.

El funcionario del partido, Wang Like, fue acusado de recibir 440 millones de yuanes (62 millones de dólares) en sobornos para ayudar con acuerdos comerciales o para obtener préstamos y empleos. Fue acusado de ofrecer 97 millones de yuanes (14 millones de dólares) en sobornos a Sun y otros funcionarios.

La agencia anticorrupción del partido gobernante acusó a Sun el año pasado de tener una “ambición política extremadamente inflada”. Dijo que se involucró en “actividades supersticiosas” no especificadas.

Anteriormente, Sun fue nombrado en una demanda del Departamento de Justicia de EE. UU. contra el magnate de los casinos de Las Vegas, Steve Wynn, para obligar a Wynn a registrarse como agente extranjero debido al trabajo de cabildeo que dice que realizó para el gobierno chino.

La demanda dice que altos funcionarios, incluido Sun, querían la ayuda de Wynn para intentar que se denegara la solicitud de visa de un ciudadano chino, según la denuncia. Beijing quería que el hombre, que fue acusado de corrupción y pidió asilo político, regresara a China.