Irán acumuló suficiente material para ‘varias armas nucleares’, dice jefe de OIEA



Abu Dhabi
CNN

Los esfuerzos diplomáticos para evitar que Irán desarrolle un arma nuclear deben reiniciarse, dijo el jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, quien advirtió que Teherán ha acumulado suficiente material para “varias armas nucleares”.

Hablando antes de una visita planificada a Teherán, Grossi dijo el miércoles a un subcomité del Parlamento Europeo en Bruselas que Irán aún no ha construido un arma nuclear y que Occidente debería redoblar los esfuerzos para evitar que lo haga.

El uranio enriquecido a más del 90% puede convertirse en arma. Irán tiene 70 kilogramos (154 libras) de uranio enriquecido al 60% de pureza y 1.000 kilogramos al 20% de pureza, según Grossi.

El jefe de la OIEA se dirige a Teherán en febrero para un “diálogo político muy necesario” a pesar de que el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), un acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015, está “en muy mal estado”, dijo.

Grossi describió el JCPOA como “una cáscara vacía”, diciendo que la actividad diplomática vinculada a la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 es casi inexistente.

“Nadie lo ha declarado muerto, pero no se persigue ninguna obligación y… todos los límites que existían en el JCPOA se han violado varias veces”, dijo Grossi.

El jefe nuclear de Irán, Mohammad Eslami, fotografiado en septiembre de 2022.

El año pasado, la OIEA le pidió a Irán que explicara por qué se detectaron rastros de uranio en tres áreas que se suponía que no estaban dedicadas a la actividad nuclear. Irán tomó represalias retirando 27 de las cámaras del OIEA.

El martes, Grossi dijo que la medida dejó a su agencia “ciega” en varios aspectos, incluida la cantidad de material, equipos y centrífugas que existen actualmente.

La visita planificada de Grossi fue confirmada por Mohammad Eslami, jefe de la agencia atómica de Irán, quien dijo que Teherán espera una visita del jefe de la OIEA, informó el miércoles la agencia de noticias Fars.

La disminución de los intentos de revivir el acuerdo se produjo en un momento de mayores tensiones entre Estados Unidos e Irán.

La Unión Europea ha mediado en conversaciones indirectas entre Washington y Teherán con el objetivo de relanzar el acuerdo nuclear, pero las negociaciones se estancaron después de que el gobierno iraní exigiera más garantías.

Luego, las conversaciones se detuvieron por completo debido a las protestas en todo el país en Irán tras la muerte de Mahsa Jina Amini, de 22 años, en septiembre.

“El JCPOA no ha estado en la agenda durante meses”, dijo el martes el portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price.

La administración de Biden también introdujo sanciones a Teherán luego de una represión del gobierno contra los manifestantes, que ha incluido la ejecución de los acusados ​​​​de estar involucrados.