La mayoría de los ucranianos se quedaron sin electricidad tras nuevos ataques rusos

Comentario

KYIV, Ucrania — Una nueva avalancha de ataques rusos contra la infraestructura ucraniana el miércoles provocó cortes de energía en todo el país —y en la vecina Moldavia—, obstaculizando aún más la maltrecha red eléctrica de Ucrania y agravando la miseria de los civiles a medida que avanza el invierno.

Múltiples regiones informaron ataques en rápida sucesión y el Ministerio de Energía de Ucrania dijo que “la gran mayoría de los consumidores de electricidad fueron cortados”.

Las autoridades dijeron que tres personas murieron y nueve resultaron heridas en la capital, Kyiv, luego de que un edificio de dos pisos fuera atacado. En la región periférica, cuatro personas murieron y 34 resultaron heridas, dijo el gobernador de la región, Oleksii Kuleba.

Rusia ha estado golpeando la red eléctrica y otras instalaciones con misiles y drones explosivos durante semanas, dañando el sistema de energía más rápido de lo que puede repararse.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, tuiteó después de los ataques del miércoles que había dado instrucciones al embajador de Ucrania ante las Naciones Unidas para que solicitara una reunión urgente del Consejo de Seguridad.

“El asesinato de civiles, la ruina de la infraestructura civil son actos de terror. Ucrania sigue exigiendo una respuesta decidida de la comunidad internacional a estos crímenes”, dijo Zelenskyy.

El embajador adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyansky, dijo en Telegram que dicha reunión ha sido convocada para las 4 pm hora local, o 2100 GMT.

Antes del último bombardeo, Zelenskyy había dicho que los ataques rusos habían dañado alrededor de la mitad de la infraestructura energética.

Los cortes de energía continuos se han convertido en la horrible nueva normalidad para millones, y el último bombardeo también afectó los suministros de agua. Los funcionarios ucranianos creen que el presidente ruso, Vladimir Putin, espera que la miseria de los hogares sin calefacción y sin luz en el frío y la oscuridad del invierno haga que la opinión pública se oponga a la continuación de la guerra, pero dicen que, en cambio, está fortaleciendo la determinación de Ucrania.

El alcalde de Kyiv, Vitali Klitschko, dijo el miércoles que “una de las instalaciones de infraestructura de la capital ha sido atacada” y que hubo “varias explosiones más en diferentes distritos” de la ciudad. Dijo que los suministros de agua se cortaron en todo Kyiv.

El residente de Kyiv, Oleksii Kolpachov, dijo a The Associated Press que escuchó una explosión cuando subía una escalera mecánica para salir del metro.

“Entonces la electricidad desapareció de repente. Cuando salí del metro, había una columna de humo”, dijo Kolpachov.

El portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, dijo que los funcionarios humanitarios de la ONU en Ucrania informan que “en este momento, hay cortes de energía en todas las regiones de Ucrania” y algunas regiones, incluidas Lviv en el oeste, Zaporizhzhia y Odesa en el sur, Vinnytsya y Dnipro en el centro tienen completamente desconectada de la electricidad, mientras que Kyiv se ha quedado sin electricidad en la mayoría de las áreas y sin agua en toda la ciudad.

En Moldavia, el ministro de Infraestructura, Andrei Spinu, dijo que “tenemos cortes de energía masivos en todo el país”, cuyos sistemas de energía de la era soviética siguen interconectados con Ucrania.

Fue el segundo apagón de Moldavia este mes. La presidenta prooccidental Maia Sandu acusó que “Rusia dejó a Moldavia en la oscuridad”. Ella dijo que el futuro de Moldavia, un país de alrededor de 2,6 millones, “debe permanecer hacia el mundo libre”. El ministro de Relaciones Exteriores de Moldavia dijo que el embajador ruso estaba siendo convocado para dar explicaciones.

El operador nuclear estatal de Ucrania, Energoatom, dijo que los ataques provocaron que las tres últimas centrales nucleares en pleno funcionamiento del país fueran desconectadas de la red eléctrica en una medida de “protección de emergencia”. Dijo que reanudarían el suministro de electricidad tan pronto como la red esté “normalizada”. Energoatom dijo en su canal de Telegram que los niveles de radiación en los sitios no han cambiado y que “todos los indicadores son normales”.

El Ministerio de Energía dijo que los ataques también provocaron un apagón temporal de la mayoría de las centrales térmicas e hidroeléctricas, y también afectaron las instalaciones de transmisión. El personal estaba trabajando para restaurar el suministro, “pero dado el alcance del daño, necesitaremos tiempo”, dijo en Facebook.

La Fuerza Aérea de Ucrania dijo que Rusia lanzó alrededor de 70 misiles de crucero el miércoles y 51 fueron derribados, al igual que cinco drones que explotaron.

Los bombardeos comenzaron en octubre, los objetivos fueron alcanzados temprano en la mañana y la energía se restableció en muchos lugares por la noche. La huelga del miércoles y otra ronda importante la semana pasada ocurrieron por la tarde en días cortos de invierno, lo que dejó a los trabajadores trabajando duro para restaurar los suministros después del anochecer.

Los apagones del miércoles también causaron “la mayor interrupción de Internet en Ucrania en meses y la primera que afecta a la vecina Moldavia, que desde entonces se ha recuperado parcialmente”, dijo Doug Madory, director de análisis de Internet en el monitoreo de redes Kentik Inc.

El ataque se produjo horas después de que las autoridades ucranianas dijeran que un ataque nocturno con cohetes rusos en Vilniansk, cerca de la ciudad de Zaporizhzhia, destruyó la sala de maternidad de un hospital en el sur de Ucrania y mató a un bebé de dos días.

El ataque se suma al espantoso número de víctimas que sufren los hospitales y otras instalaciones médicas, y sus pacientes y personal, en la invasión rusa que entrará en su décimo mes esta semana.

Han estado en la línea de fuego desde el principio, incluido un ataque aéreo del 9 de marzo que destruyó un hospital de maternidad en la ciudad portuaria ahora ocupada de Mariupol.

La primera dama Olena Zelenska expresó sus condolencias. “Un dolor horrible. Nunca olvidaremos y nunca perdonaremos”, escribió en Twitter.

Las fotos mostraban un espeso humo que se elevaba sobre montones de escombros, siendo peinado por trabajadores de emergencia contra el fondo de un oscuro cielo nocturno. El Servicio de Emergencia del Estado dijo que el edificio de dos pisos fue destruido.

Los esfuerzos de los trabajadores médicos se han visto complicados por la sucesión de ataques rusos a la infraestructura.

La situación es aún peor en la ciudad sureña de Kherson, de la que Rusia se retiró hace casi dos semanas después de meses de ocupación, cortando las líneas eléctricas y de agua.

Muchos médicos de la ciudad trabajan en la oscuridad, no pueden usar los ascensores para transportar a los pacientes a la cirugía y operan con faros, teléfonos celulares y linternas. En algunos hospitales, los equipos clave ya no funcionan.

“Las máquinas de respiración no funcionan, las máquinas de rayos X no funcionan… Solo hay una máquina de ultrasonido portátil y la llevamos constantemente”, dijo Volodymyr Malishchuk, jefe de cirugía en un hospital infantil de Kherson.

El martes, después de que los ataques en Kherson hirieran gravemente a Artur Voblikov, de 13 años, un equipo de personal de salud maniobró con cuidado al niño sedado por seis estrechos tramos de escaleras hasta una sala de operaciones para amputarle el brazo izquierdo.

Malischchuk dijo que tres niños heridos por ataques rusos llegaron al hospital esta semana. Al recoger un trozo de metralla encontrado en el estómago de un niño de 14 años, dijo que los niños llegan con heridas graves en la cabeza y órganos rotos.

La madre de Artur, Natalia Voblikova, se sentó en el oscuro hospital con su hija, esperando que terminara su cirugía.

“Ni siquiera puedes llamar animales (a los rusos), porque los animales se cuidan a sí mismos”, dijo Voblikova secándose las lágrimas de los ojos. “Pero los niños… ¿Por qué matar niños?”.

El miércoles, el Parlamento Europeo respaldó abrumadoramente una resolución que etiqueta a Rusia como patrocinador estatal del terrorismo por su invasión y acciones en Ucrania. La resolución no vinculante pero simbólicamente significativa fue aprobada en una votación de 494-58.

Después de los ataques del miércoles, el asistente principal de Zelenskyy, Andriy Yermak, escribió en Telegram: “Los terroristas confirman inmediatamente que son terroristas, lanzan cohetes. Perdedores ingenuos.

Mednick informó desde Kherson, Ucrania.

Siga la cobertura de AP de la guerra en Ucrania en: https://apnews.com/hub/russia-ukraine