Las ganancias de Tesla aumentaron un 12 % en el cuarto trimestre


Tesla reportó un salto respetable en las ganancias para el último trimestre de 2022, pero la caída de los márgenes de ganancias y la desaceleración del crecimiento de las ventas subrayaron los desafíos que han pesado sobre las acciones del fabricante de automóviles.

El aumento de las ganancias del 12 por ciento coronó un año tumultuoso que incluyó una competencia intensificada, interrupciones en la cadena de suministro y preocupaciones sobre el comportamiento de su director ejecutivo, Elon Musk. No hay señales del informe de Tesla a los accionistas el miércoles de que esos problemas vayan a desaparecer.

El año estuvo dominado por la adquisición de Twitter por parte de Musk, lo que generó quejas de los inversionistas de Tesla de que estaba descuidando sus deberes en el fabricante de automóviles en un momento crítico.

Las acciones de Tesla cayeron un 65 por ciento durante 2022, ya que los inversores dudaban de que la empresa reaccionara con suficiente energía ante una larga lista de desafíos y riesgos.

Entre otras cosas, a los inversionistas les preocupaba que Musk vendiera más de su participación en Tesla para financiar su adquisición de Twitter, inundando el mercado. Les preocupaban las perspectivas de Tesla en China, el mercado de automóviles más grande del mundo, debido a los problemas para mantener el suministro de piezas críticas y la creciente competencia de rivales como el fabricante chino BYD. Durante 2022, BYD superó a Tesla en el total de autos eléctricos vendidos en China.

Al mismo tiempo, la desaceleración del crecimiento económico y el aumento de las tasas de interés en los Estados Unidos amenazaron con reducir la cantidad de personas que pueden pagar un Tesla. Las entregas del cuarto trimestre aumentaron un 18 por ciento, a 405.000 vehículos, dijo la compañía el 2 de enero, mucho menos de lo que esperaban los analistas de Wall Street y por debajo de los propios objetivos de Tesla.

“Fue nuestro mejor año en todos los niveles”, dijo Musk durante una conferencia telefónica con inversionistas el miércoles. Pero reconoció que “2022 fue un año increíblemente desafiante”.

Las acciones de Tesla recuperaron parte de sus pérdidas en enero después de que la compañía recortó los precios de la mayoría de sus autos eléctricos en Estados Unidos y Europa para reactivar las ventas. El precio de un sedán Model 3, el Tesla más económico, bajó $3,000 y ahora se vende por $44,000 en Estados Unidos antes de los incentivos gubernamentales.

Las rebajas parecen haber provocado un aumento en los pedidos y ayudaron a tranquilizar a los inversores de que Tesla tenía un plan para mantener su dominio en los autos eléctricos. Tesla enfrenta un desafío más fuerte por parte de compañías automotrices establecidas como Hyundai, Ford Motor, General Motors y Volkswagen, que están vendiendo más vehículos que funcionan con baterías y a precios más bajos que Tesla.

Aunque los recortes de precios ayudaron a promover las ventas, también afectaron el margen de ganancias de Tesla. El margen de utilidad bruta sobre las ventas de automóviles cayó al 26 por ciento en el cuarto trimestre del 28 por ciento en el tercer trimestre de 2022 y al 31 por ciento en el cuarto trimestre de 2021.

Tesla dijo el miércoles que comenzaría la producción de su tan esperado Cybertruck a finales de año. Los retrasos en el camión, que se presentó en 2019, permitieron que rivales como Rivian y Ford vencieran a Tesla en el mercado con camionetas eléctricas.

“El hecho de que el Cybertruck esté a tiempo es muy positivo”, dijo Garrett Nelson, analista senior de acciones de CFRA Research, en una nota a los clientes.

La ganancia neta del trimestre fue de $3,700 millones, frente a los $3,300 millones del tercer trimestre, dijo Tesla. Para todo el año, las ganancias de Tesla se duplicaron con creces a $ 12,6 mil millones desde $ 5,5 mil millones en 2021. Las ventas del año, incluidos los ingresos por paneles solares y otros negocios, aumentaron a $ 81,5 mil millones desde $ 53,8 mil millones el año anterior.

Tesla dijo que esperaba producir 1,8 millones de automóviles en 2023, frente a los 1,4 millones de 2022. Esa sería una tasa de crecimiento más modesta que en 2022, cuando la producción aumentó en casi un 50 por ciento.

Las acciones de Tesla han subido un tercio desde principios de enero, aunque el precio de las acciones todavía está más de un 60 por ciento por debajo del máximo que estableció en noviembre de 2021.

Las ganancias de Tesla estuvieron entre las cifras más observadas en Wall Street esta semana. Sigue siendo la compañía de automóviles más valiosa del mundo con diferencia y está creciendo mucho más rápido que los fabricantes de automóviles más establecidos.