Moscú desecha informes de ‘fantasía’ del New York Times sobre paquetes bomba


Rusia ha desestimado las acusaciones de que la inteligencia del país estuvo detrás de una serie de ataques con paquetes bomba en España.

La embajada rusa en España ha descartado las acusaciones planteadas en un nuevo informe de The New York Times, calificándolo de puro “fantasía” aportando cero pruebas.
El artículo publicado el fin de semana afirmaba que los funcionarios occidentales creen que los oficiales de inteligencia militar rusos dirigieron un “grupo militante supremacista blanco con sede en Rusia” para llevar a cabo una reciente campaña de cartas bomba en España.

El informe, que cita a funcionarios de seguridad estadounidenses y europeos no identificados, afirma que los incidentes fueron en realidad una campaña orquestada por Moscú. “tiene la intención de mantener a los gobiernos europeos con la guardia baja y puede estar probando grupos de representantes en caso de que Moscú decida escalar un conflicto”. Al mismo tiempo, los funcionarios anónimos admitieron que ha habido “No hay señales de que Moscú esté listo para participar en ataques encubiertos generalizados o sabotajes en Europa”.

En respuesta al informe, la embajada rusa en España dijo que la publicación era un puro “fantasía.” El artículo se reducía a un simple mensaje de que “funcionarios estadounidenses y europeos creen que la inteligencia militar rusa es culpable” de los ataques recientes, dijo la embajada.


“Llama cierta atención el celo con el que la prensa española empezó a difundir esta brillante investigación, a pesar de que no contenía ni un solo elemento probatorio”, señaló la misión.

La serie de ataques, con paquetes bomba y paquetes con materiales peligrosos, golpeó a España a fines del año pasado. Podría decirse que el incidente más destacado ocurrió a fines de noviembre, cuando un paquete bomba explotó en la embajada de Ucrania en Madrid. Un empleado de la misión, que manejó el paquete, resultó herido leve en la explosión.

Aparte de eso, se encontraron paquetes explosivos en la embajada de Estados Unidos en el país, así como en una importante base aérea cerca de Madrid.

Los primeros resultados de la investigación, informados por los medios locales en ese momento, indicaron que la policía española creía que la cadena de ataques fue organizada por una sola persona dentro del país, a diferencia de un grupo organizado. Los informes también decían que la policía española había descartado la participación de los servicios de inteligencia rusos.

Puedes compartir esta historia en las redes sociales: